A dos años de Ayotzinapa: Activistas, periodistas y fotógrafos siguen muriendo en México

2016-09-27 - por Migrar Photo


Aún no se sabe del paradero de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa que desaparecieron hace 2 años en Iguala, México. 8 trabajadores de la comunicación han perdido la vida en lo que va del año y solo en Veracruz, ciudad que visitaremos el próximo mes, han muerto 24 periodistas y fotógrafos en los últimos 11 años. Como Migrar Photo ofrecemos un pequeño homenaje a nuestras víctimas y denunciamos la situación que viven nuestros colegas y las familias mexicanas. 

43 sillas vacías recorren el mundo. La ausencia, como un vacío irremplazable, abraza nuestra semana y la santa muerte se pasea por nuestra cotidianeidad coqueteando de la mano del poder. Ya han pasado dos años y un día, pero esta condena parece no terminar. 43 sillas esperan a sus estudiantes, pero la justicia no. La justicia no alcanza para todos.

El sol brilla, aunque en Iguala siempre es de noche. Pareciera imposible, pero en Latioamérica, tierra madre del realismo mágico, todo puede pasar: 43 de nuestros hijos desaparecen antes de una manifestación y en medio de este aniversario del horror, al otro lado del muro de la vergüenza, un candidato a la presidencia flamea la bandera de la xenofobia. Esto es América, todo puede pasar.

8 son los trabajadores de la comunicación que han muerto en México en lo que va del año, 88 periodistas y fotógrafos han sido asesinados en este país en los últimos 24 años. Solo en Veracruz, ciudad que visitaremos el próximo mes para participar del Festival Internacional de Fotografía Periodística y Documental Mirar Distinto, han muerto 24 periodistas y fotógrafos en los últimos 11 años.

No hace pocos días, el 19 de julio, la periodista chilena Mónica González fue secuestra por los Zetas en el estado de Chiapa, una pesadilla que por suerte no terminó en tragedia. Los motivos aún se desconocen, pero los hechos confirman la realidad de un Estado manejado por el narcotráfico y la corrupción.

Ante estas cifras de la desgracia no podemos hacer más que dedicarles una pequeña editorial a todos quienes luchan por la paz y la justicia en México. Es un deber para los medios y los trabajadores de la comunicación levantar la voz y denunciar el peligro que enfrentan nuestros colegas y todas aquellas familias que son golpeadas por la violencia y el poder en el estado norteamericano.

Fotos: Felix Márquez